Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
¡Bienvenidos a esta página, queridos lectores!
Ojalá que entre todos la convirtamos en un refugio de literatura y vida. Dejad aquí vuestra huella.
Clara Sánchez
Clara Sánchez
Facebook
Clara Sánchez en los medios
21
Marzo
2012
'El robo de bebés nos hace perder la inocencia necesaria para vivir'

Suele decirse que entre la realidad y la ficción debe existir distancia, perspectiva, pero muchas veces esa regla no se cumple y es hasta reconfortante comprobar cómo la literatura puede, más allá de la búsqueda de respuestas, ayudar a entender lo que se está viviendo, a articular los dramas del presente.

El caso de la última novela de Clara Sánchez, 'Entra en mi vida' (Destino) así lo confirma. ¿Intuición, casualidad? El caso es que la escritora empezó a levantar una historia sobre un bebé robado hace más de dos años, justo cuando empezaban a descorrerse las cortinas de un gran secreto colectivo, los cerca de 30.000 niños recién nacidos hurtados a sus madres desde los años 40 hasta la década de los 80.

No le ha preocupado a Sánchez contar una historia documentada sociológica o periodísticamente; no ha sido su objetivo levantar una obra de denuncia, pero el impacto, la capacidad de su novela para revolver las emociones, aporta al drama el consuelo, la comprensión, la empatía con las víctimas, que es una de las ventanas necesarias que logra abrir la literatura cuando consigue conectar desde el corazón y la autenticidad.

Explica la autora que cuando su propia hija estaba a punto de nacer su madre le transmitió un cierto temor al darle a entender que ella no sabía nada de lo que podía suceder. "Yo me encontraba sola porque mi marido estaba de viaje y mi madre no paraba de decirle a todo el mundo que yo no era una mujer soltera. Esta novela partió de ese recuerdo, de esas palabras, de esa sensación, de la constatación de que en los años 70 la gente sabía cosas, sospechaba, había escuchado historias al respecto".

Clara Sánchez narra las vivencias de Betty, una madre que nunca se creyó que su primera hija hubiera muerto y que dedicó parte de su vida a encontrarla, abriendo una profunda herida en su vida y en la de toda su familia. A la manera de un thriller, de una investigación, la autora va hilando una historia de intensa carga emocional en la que Veronica toma el testigo de su madre y se dedica a seguir las pistas marcadas por ésta para encontrar a su supuesta hermana.

(...)

Noticia publicada en: www.elmundo.es