Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
¡Bienvenidos a esta página, queridos lectores!
Ojalá que entre todos la convirtamos en un refugio de literatura y vida. Dejad aquí vuestra huella.
Clara Sánchez
Clara Sánchez
Facebook
Clara Sánchez en los medios
08
Enero
2010
Los monstruos que más miedo dan se esconden tras caras agradables

Desde que vio la foto en el periódico decidió que algún día sería tema de una de sus historias. En la foto aparecía una pareja de jubilados alemanes que habían sido, en su momento, oficiales de las SS, y habían acabado refugiándose en la Costa del Sol. "Yo misma conocí a algunos de ellos en la costa alicantina, cuando vivía allí, siempre han estado ahí, como seres invisibles, todo el mundo sabía quiénes eran y lo que habían hecho pero nadie los señalaba con el dedo", explica.

Clara Sánchez (Guadalajara, 1955) compuso Lo que esconde tu nombre como "llamada de atención" sobre un pasado "monstruoso" que todavía "vive a placer" entre nosotros. "Los monstruos que más miedo dan se esconden tras caras agradables", sentencia sobre la pareja de octagenarios protagonistas de la novela que anoche le valió el Nadal.

Afincados en la Costa Blanca, los en apariencia inofensivos jubilados fueron carceleros del campo de concentración de Mauthausen, donde estuvo interno otro de los protagonistas, Julián, un superviviente.

"El nazismo nos sigue atrayendo porque seguimos sin comprenderlo. No entendemos cómo se puede convertir al ser humano en material aprovechable", dice la autora, que ha investigado a fondo el tema y no ha encontrado a ni uno solo que se haya arrepentido de lo que hizo. "Ellos creen que hicieron bien y duermen muy tranquilos", asegura. Sánchez cree que lo que tiene en común esta novela con sus predecesoras es su obsesión por el presente. "Escribo sobre el presente para capturarlo, todo pasa demasiado deprisa", concluye.

Noticia publicada en: www.elmundo.es